Rumbo Brasil 2014

La historia de los Mundiales: Brasil 1950

La Segunda Guerra Mundial (1939 a 1945) no permitió que se disputaran los torneos de 1942 -para la que se postularon Argentina, Brasil y la Alemania Nazi para ser anfitriones- y 1946. Durante la guerra, el vicepresidente de la FIFA y Presidente la Federación Italiana de Fútbol, Ottorino Barassi, escondió el trofeo en una caja de zapatos debajo de su cama para evitar que los nazis se apoderaran de él.

Terminada la guerra, la FIFA decidió continuar con los Mundiales, para 1942 Brasil ya era la máxima candidata para ser sede. Suiza, uno de los pocos países europeos que no sufrieron la guerra quiso organizar el torneo pero la fuerte presión del Gobierno de Getulio Vargas en Brasil y Juan Domingo Perón en Argentina, terminaron inclinando la balanza. En julio de 1946, la FIFA decidió por unanimidad darle la organización a Brasil.

La fase clasificatoria para ir a Brasil 1950 se postergó un año para que los diferentes países europeos se acomoden luego de la guerra. De todas formas, las eliminatorias fueron una farsa y varios equipos se bajaron antes de disputar esos partidos clasificatorios. Entre ellos, la Argentina. La FIFA castigó a Alemania por los crímenes y no los dejó participar. Turquía y Escocia se bajaron del torneo antes del sorteo y la India -que tenía hasta los pasajes pagos- no fue porque no les permitieron jugar descalzos. Así que el torneo solo contó con 13 equipos de los 16.

Italia, bicampeón y defensor del título, llegó diezmada al Mundial. Primero, por un trágico hecho en el que la mayoría de los sus jugadores -que jugaban en el Torino- fallecieron en un accidente aéreo y segundo porque los futbolistas seleccionados fueron a Brasil en un transatlántico y llegaron en pésimas condiciones.

Los 13 equipos se divieron en cuatro zonas de "cuatro". Uruguay y Bolivia integraron el Grupo D. Los mejores de cada zona integrarían un nuevo grupo dónde se enfrentarían todos contra todos. Brasil, Uruguay, España y Suecia llegaron a esa instancia. El último partido del fixture coincidió con los dos países que llegaron con chances de ganar el torneo. Brasil con 4 puntos y Uruguay con 3 (la victoria otorgaba 2 puntos y el empate, 1). Con el empate, Brasil se llevaba su primer Mundial.

El fútbol se había hecho tan popular en Brasil que se decidió construir un nuevo estadio con capacidad para 220.000 espectadores en las afueras de Río de Janeiro. El Maracaná no llegó a terminarse al 100% para 1950, pero de todas formas pudo albergar a 173.850 hinchas para la gran final. Todo Brasil, hasta la prensa ya veía campeón a los locales. Pero al a hora de jugar la "celeste" se impuso 2 a 1 dejando en silencio el estadio. La valentía del capitán uruguayo. Obdulio Varela, fue vital para la victoria 2 por 1 de la "celeste". Pidió a sus compañero no jugar manera defensiva, contradiciendo a su técnico. Una pared entre Alcides Ghiggia y Julio Pérez que el primero definió con un derechazo cruzado liquidó el partido a los 34 del segundo tiempo. El "Maracanazo" estaba consumado.

Jules Rimet le entregó el trofeo a Varela casi a escondidas sin ceremonia alguna. Para los brasileños la victoria uruguaya fue casi una tragedia tanto que se reportaron numerosos suicidios de aficionados. Por otro lado, ese día fue el último partido oficial en el que el equipo de Brasil jugó con uniforme totalmente blanco. De todas formas, Brasil tendría sus revanchas... pero será en otro capítulo de "La historia de los Mundiales".

- Las imágenes de Brasil 1950:

Mundial 1950
1 / 5
Associated Press | Foto de AP
mar, 27 ago 2013 12:00 ART


-También te puede interesar:

* La historia de los Mundiales: Uruguay 1930

* La historia de los Mundiales: Italia 1934

* La historia de los Mundiales: Francia 1938