1. All Boys
  2. Argentinos Juniors
  3. Arsenal de Sarandí
  4. Atlético de Rafaela
  5. Belgrano
  6. Boca Juniors
  7. Colón
  8. Estudiantes
  9. Gimnasia (La Plata)
  10. Godoy Cruz
  11. Lanús
  12. Newell's
  13. Olimpo
  14. Quilmes
  15. Racing Club
  16. River Plate
  17. Rosario Central
  18. San Lorenzo
  19. Tigre
  20. Vélez

Bianchi en Boca: Riquelme, la clave del éxito

Una vez que se oficialice el regreso de Carlos Bianchi a Boca Juniors, cuya tercera etapa podría confirmarse hoy, el entrenador pondrá manos a la obra en el armado del equipo para disputar el Torneo Final y la Copa Libertadores.

 

La prioridad del DT, se sabe, es la vuelta de Juan Román Riquelme al conjunto Xeneize. El enganche renunció en julio y su retorno es una incógnita, si bien los dirigentes no opusieron resistencia, la decisión la tiene el jugador.

 

Bianchi intentará convencerlo personalmente. Desde su entorno afirmaron que para ganar la Libertadores, el entrenador lo quiere en el plantel como la pieza fundamental en torno al cual girará el funcionamiento del equipo.

 

Juntos le dieron a Boca la etapa más exitosa de su historia con seis títulos en tres años. Entre 1998 y 2001, conquistaron el Apertura 1998 y 2000, el Clausura 1999, las Copas Libertadores de 2000 y 2001, y la Intercontinental 2000.

En su primera etapa como entrenador “Xeneize”, Bianchi armó un equipo que jugaba al ritmo de Riquelme. Con ese fórmula el club de La Rivera sacó el 64,68% de los puntos que disputó.

 

De los 219 partidos jugados, ganó 122, empató 59 y perdió 38, con 398 goles a favor (a un promedio de 1,8 por partido) y 216 en contra (0,98). Durante ese proceso Boca alcanzaría un invicto de 40 encuentros.

 

El 2 de junio de 1999, el "Xeneize" venció por 1 a 0 a Rosario Central, con gol de Jorge Bermúdez y rompió el récord del Racing de Pizzuti, con 39 partidos sin derrotas. Fueron 29 triunfos (16 de local y 13 de visitante) y 11 empates (4 de local y 7 de visitante).  

 

Segundo mandato sin Román

En su segundo período como entrenador de Boca, Carlos Bianchi ya no contaba con Juan Román Riquelme, y el esquema táctico más utilizado era un 4-3-3 con Guillermo Barros Schelotto, Marcelo Delgado y  Carlos Tévez en la delantera.

 

Entre enero de 2003 y julio de 2004, el “Virrey” llevó al “Xeneize” a conquistar tres títulos: Apertura 2003, Libertadores 2003 e Intercontinental 2003.

 

En ese periodo jugó 104 encuentros, ganó 55, empató 29 y perdió 20, con una efectividad  62,17% de los puntos conseguidos.

 

En total convirtió 167 goles (con un promedio de 1,6 por partido) y recibió 89 (0,85 por encuentro). Bianchi renunció a su cargo tras caer en la final de la Copa Libertadores 2004 ante Once Caldas de Colombia por penales. 


Cargando...