Estudiantes y el dificil sueño de construir su estadio

La Plata, 21 de febrero (Télam, por Osvaldo Fanjul).- Estudiantes, desde hace más de una década, lucha por la construcción de su nuevo estadio pero el tiempo pasa, los costos suben y la posibilidad aparece cada vez más lejana.

Más allá del acuerdo judicial alcanzado en el último tercio del 2011 con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, la Municipalidad de La Plata, los dos clubes más fuertes de la ciudad y las cuatro ONG ambientalistas que siempre se opusieron a las canchas en el Bosque la historia parece no tener fin.

Días atrás hubo nuevas presentaciones de dos particulares (Marcelo Viguier y Alberto Ortale), que argumentaron ante la Justicia que veían vulnerados sus derechos ambientales de protección de los espacios verdes y, si bien una jueza de primera instancia les denegó esa posibilidad, recurrieron a la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y ésta instó a que se abra la discusión nuevamente en torno a lo que se puede hacer en los predios que Estudiantes y Gimnasia poseen en el Bosque.

El doctor Carlos Botassi, hoy secretario general de Estudiantes y abogado del club en la última década en la lucha judicial, señaló que “esto no impide la continuidad de las obras y el acuerdo está homologado”.

Vale recordar que el propio gobernador bonaerense, Daniel Scioli, le entregó la escritura de las tierras a ambas instituciones y estas están autorizadas a construir bajo las pautas del acuerdo alcanzado, dónde hay que respetar ciertas normas constructivas, de materiales y de alturas.

En Estudiantes hay plena ebullición sobre el tema, porque el actual presidente, el arquitecto Enrique Lombardi, es el autor del proyecto del nuevo estadio y está buscando formas de financiación para seguir adelante con un estadio que hoy sólo tiene dos tribunas levantadas.

La situación económica del club no es sencilla y en los últimos meses se dejó traslucir la propuesta de poner a la venta tres hectáreas del golf del club, algo que levantó polvareda en los distintos sectores societarios y de ex directivos.

Lombardi, consultado por Télam, manifestó que “lo primero que tenemos que hacer es formar un fideicomiso y a partir de ahí llamar en treinta días a una asamblea dónde los socios decidirán sobre las distintas propuestas que les presentemos”.

Luego agregó que “vender tres hectáreas del campo de golf es una posibilidad que no afectaría el patrimonio y que podría generar un ingreso de alrededor de 7 millones de dólares, con los que se podría avanzar bastante en la construcción del estadio, pero sólo es una alternativa a considerar y no una imposición, porque nada se podrá hacer sin la aprobación de los socios”.

Lombardi se explayó sobre el tema y destacó que “el fideicomiso ya tendría que estar cerrado, pero los bancos tienen sus exigencias y las nuevas autoridades se tienen que acomodar. Acá buscamos opciones que no endeuden el club a largo plazo”.

Por último, remarcó que “si logramos construir una platea más y la otra cabecera luego, sería todo más fácil para vender palcos y generar otros recursos, porque ahí los socios estarían viendo avances y comprarían algo que se ve, porque de lo contrario vender una promesa es muy difícil”.

El tema está planteado, los foros de discusión están abiertos y la historia promete tener varios capítulos por delante y con final abierto. (Télam)

of-epcb-bar

21/02/2012 19:15

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK